Buscar Productos

¡Cuidá tu columna! Consejos para evitar dolores de espalda

9 mayo, 2017
¡Cuida tu columna! Consejos para evitar dolores de espalda

Los esfuerzos excesivos y las malas posturas pasan factura. Sin embargo, varios estudios confirman que el 85% de los dolores de espalda pueden prevenirse o al menos minimizarse mediante la realización de ejercicios y hábitos adecuados.

Estas son algunas recomendaciones que nos dejan los especialistas para evitar los dolores lumbares:

Mantén una postura correcta: Parece obvio, pero es importante recordar mantener hábitos posturales saludables, tanto durmiendo, de pie o sentados pues son las posturas inadecuadas las que tensionan el sistema óseo y muscular de la espalda.

Haz ejercicios de estiramiento: Incluye dentro de tu rutina ejercicios de estiramientos de columna, así como caminar cada tanto para evitar adoptar una posición rígida, sobre todo si por tu trabajo requerís estar mucho tiempo sentado o de pie.

No levantar pesos excesivos: Y sobre todo tener mucho cuidado a la hora de hacerlo. Arrastrar o levantar peso de manera continua en el día a día, ejerce una presión sobre el suelo pélvico que pone en riesgo la salud de nuestra espalda. En el caso de que necesités hacerlo diariamente por cuestiones de trabajo, es indispensable el uso de una faja lumbar.

Evitá el uso de tacones altos: Ya que tienden a exagerar la posición de la pelvis (inclinada hacia arriba o hacia abajo) lo que a su vez arquea hacia adentro la parte baja de la espalda, contribuyendo a la generación de espasmos musculares, dolor y desgaste desigual en los discos y las articulaciones de las vértebras.

Corrige tu sobrepeso: La columna vertebral está diseñada para sostener el peso del cuerpo y articularlo. Cuando se tiene exceso de peso, la columna vertebral se ve obligada a sostener esta carga de más, lo que puede provocar un daño en su estructura y lesiones.

Evita la automedicación: Los especialistas recomiendan que las personas con dolor de espalda baja crónico prueben opciones no farmacológicas, como el ejercicio, la acupuntura, meditación, el tai chi, el yoga, la terapia cognitivo conductual o la manipulación vertebral, siempre considerando el tiempo que se tiene con el padecimiento y el diagnóstico de un médico especialista.

Posted in Sin categoría by cmwebmaster | Tags: ,