Buscar Productos

Entendiendo la diabetes

20 noviembre, 2015

El envejecimiento de la población, el sedentarismo y la obesidad han multiplicado el número de diabéticos. Controlar los factores de riesgo asociados a la diabetes mejora la esperanza de vida de los afectados.

¿QUÉ ES LA DIABETES?

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por un nivel elevado de azúcar (glucemia) en la sangre. Si esos niveles son muy altos o muy bajos, pueden dar lugar a complicaciones agudas que hay que tratar de resolver de forma rápida. Los niveles de glucemia elevados y mantenidos durante mucho tiempo provocan daño en las arterias de todo el cuerpo, y a largo plazo deterioran y alteran diversos órganos, especialmente ojos, riñones, nervios, corazón y otros vasos sanguíneos.

TIPOS

Existen básicamente dos tipos, la de tipo 1 y la de tipo 2, aunque también es frecuente verla en embarazadas:

Diabetes tipo 1: típica en edades tempranas de la vida, generalmente antes de los 30-40 años. En su tratamiento suele necesitar casi siempre insulina.

Diabetes tipo 2: es la más frecuente, generalmente se da en personas obesas y de edad más avanzada. No siempre necesita insulina, sobre todo en las fases tempranas de la enfermedad, y puede controlarse con dieta y fármacos antidiabéticos.

Diabetes gestacional: el embarazo es una situación que favorece el mal control del azúcar en sangre y que puede derivar en una diabetes gestacional. Por esta razón, aproximadamente en la semana 28 de gestación se realiza un test especial a todas las embarazadas, para valorar si existe diabetes.

DIAGNÓSTICO

El límite normal de azúcar en sangre se ha ido modificando en el transcurso de los años. Actualmente se diagnostican como diabéticas aquellas personas que presentan, al menos en dos ocasiones, una glucemia en ayunas mayor o igual a 126 mg/dl. Aquellos con glucemia comprendida entre 100 y 125 mg/dl, se consideran en situación de prediabetes y que corren mayor riesgo de convertirse en diabéticos en un futuro.

SÍNTOMAS

En las fases iniciales de la enfermedad puede no haber síntomas de la diabetes. Los síntomas de alerta y más frecuentes cuando la enfermedad está plenamente desarrollada, son: poliuria (orinar mucho), pérdida de peso, polidipsia (tener mucha sed y beber mucho agua), reducción de la agudeza visual, cansancio y somnolencia.

RIESGOS ASOCIADOS

El diabético siempre tiene una mortalidad de más del doble que la de la población no diabética. Por eso, en el paciente diabético adquiere una especial importancia el control de todos los factores de riesgo asociados, como la hipertensión arterial, el colesterol y la obesidad, y no solo el control del azúcar; aunque es evidente que a peor control glucémico mayor riesgo de muerte y de complicaciones.

COMPLICACIONES

El 80% de los pacientes con diabetes desarrollará una enfermedad cardiovascular. El se presenta 15 años antes en los pacientes diabéticos que en el resto de las personas, por lo que la diabetes mellitus reduce notablemente la esperanza de vida tanto en varones como en mujeres. Los costes de la asistencia sanitaria que genera son muy altos, y vienen condicionados mayoritariamente por esas complicaciones cardiovasculares. Entre las complicaciones de la diabetes están: Infarto de miocardio, ictus y trombosis cerebrales; enfermedad vascular periférica (la diabetes es la causa más frecuente de amputación no traumática de miembros), nefropatía diabética (que puede avanzar hasta insuficiencia renal), Retinopatía (que puede conducir a ceguera) y neuropatía diabética periférica.

TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento de la diabetes no es tanto controlar el azúcar en sangre, sino disminuir la tasa de mortalidad. Si la diabetes está descontrolada, en la fase inicial es muy importante conseguir la desaparición de los síntomas derivados de la hiperglucemia: poliuria, polidipsia, cansancio. Se deben evitar las descompensaciones agudas de la enfermedad, y retrasar la aparición o progresión de las complicaciones crónicas: tanto en arterias grandes y corazón (macroangiopatía), como en arterias pequeñas en riñón, retina y nervios (microangiopatía).

Tratamiento no farmacológico

La pérdida de peso es el factor clave para reducir el riesgo de diabetes en personas con alto riesgo y sobrepeso. Sin necesidad de alcanzar un peso ideal, una reducción moderada del 5-10% puede ser muy beneficiosa para el control de la diabetes. El control dietético, evitando los azúcares refinados (“dulces” y derivados), la abstinencia tabáquica si se es fumador, y la actividad física, son otras medidas fundamentales para disminuir los riesgos de complicaciones.

Tratamiento farmacológico

El medicamento antidiabético de referencia para el tratamiento de la diabetes es la metformina. Existen otros grupos de fármacos cuya utilidad será valorada por el médico en cada caso; se trata de las sulfonilureas, como gliclazida, glibenclamida, glinidas, y las tiazolindionas o glitazonas. También están disponibles dos nuevos grupos de medicamentos pertenecientes a una nueva clase de tratamientos de la diabetes. Unos son los inhibidores de la DPP-4, como sitagliptina, vidagliptina; y los otros, los denominados análogos de la GLP-1, como exenatide.

Las insulinas

Cuando no es posible controlar la diabetes con las medidas referidas anteriormente, se hace imprescindible la utilización de la insulina. Básicamente, las insulinas se clasifican por su modo-duración de acción en:

-Insulina regular (acción rápida): inicio 30 a 60 minutos – máximo 2-4 horas – duración 5 a 7 horas.

-Intermedia (acción lenta): inicio 1 a 2 horas – máximo 5-7 horas – duración 12 a 13 horas.

-Mezclas, compartiendo características de las anteriores.

Todas están sometidas a variabilidad inter e intraindividual, por lo que el ajuste de dosis ha de realizarse de forma específica para cada paciente, según la medición de los niveles de glucemia en sangre. Últimamente se han desarrollado nuevos tipos de insulina mediante técnicas de recombinación genética, los denominados análogos de insulina. También pueden ser de acción rápida, mezclas, o de acción lenta. Estos últimos producen una liberación de insulina sostenida, más lenta y sin picos, por lo que su riesgo de hipoglucemias es más bajo, y son las que actualmente están más en auge. Las representantes de este último grupo son la insulina glargina y la insulina detemir.

Otros aspectos a tener en cuenta en el tratamiento de la diabetes
control-de-la-diabetes

Además de las medidas específicas encaminadas a controlar el azúcar, siempre hay que mantener bajo control otros factores de riesgo como la hipertensión y el colesterol. En la mayoría de los casos también es necesario utilizar fármacos para tratar estos problemas.

El beneficio del tratamiento farmacológico es máximo en los pacientes de alto riesgo, es decir aquellos que tienen la diabetes menos controlada y presentan otros factores de riesgo asociados, como hipertensión, tabaquismo, colesterol, obesidad, entre otros.

Es imprescindible cumplir bien el tratamiento prescrito por el médico y ser lo más escrupuloso posible en el seguimiento de las medidas dietéticas. Hay que conocer los efectos secundarios y aprender a reconocer las hipoglucemias y cómo tratarlas.
En las fases iniciales de la enfermedad puede no haber síntomas o ser estos muy leves. La prevalencia global en España es muy variable, según las regiones y estudios realizados, pero ronda aproximadamente el 10% de la población. Al igual que ocurre con otras enfermedades crónicas, es importante conocer la enfermedad y saber qué se puede hacer para intentar un mejor control. Si se descuida la alimentación o se incumple el tratamiento, el riesgo de complicaciones aumenta mucho.

RECOMENDACIONES

En aquellos pacientes fumadores, es prioritario el abandono definitivo del hábito tabáquico.

Practicar ejercicio moderado, y adaptado a las posibilidades de cada individuo, es una excelente forma de mejorar el control de la diabetes. Si no se tiene una muy buena educación diabetológica y un amplio conocimiento de la enfermedad, y sobre todo en pacientes que utilicen insulina, es recomendable no realizar un ejercicio extenuante, ya que podría provocar hipoglucemias.

Se considera que un ejercicio resulta eficaz cuando se realiza todos o casi todos los días de la semana, al menos durante 30 minutos, con intensidad moderada. Los ejercicios más recomendables para los pacientes diabéticos son caminar, trote suave, bailar, nadar y montar en bicicleta.

Se han de evitar los alimentos con alto contenido en hidratos de carbono, sobre todo si son azúcares de absorción rápida (azúcar, pasteles y bollería, cremas pasteleras, mermeladas, tartas, helados, etc).

Se recomienda la dieta mediterránea, que se caracteriza por la abundancia de productos frescos de origen vegetal (frutas, verduras, cereales, patatas, frutos secos, etcétera), la escasez de productos ricos en azúcares refinados y carnes rojas, la presencia del aceite de oliva como la principal fuente de grasa, y la ingesta de queso, yogurt, pollo y pescado en cantidades moderadas, lo cual se considera una alimentación ideal para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

La ingesta calórica debe ser adecuada para mantener el peso ideal y se deben evitar aquellos alimentos ricos en azúcares. Asimismo se debe limitar mucho o evitar el consumo de alcohol, ya que favorece las hipoglucemias.

Recuerde que estos son los controles mínimos, cuando exista alguna alteración en alguno de los parámetros analíticos o en la exploración, su médico le aconsejará la pauta que debe seguir y los controles que deberá realizarse.

El seguimiento correcto de su enfermedad le corresponde tanto a Ud. como a su médico. No dude nunca en hacer cuantas preguntas considere necesario para una mejor comprensión de su enfermedad, lleve su propio control, tanto glucémico como de las revisiones que se tiene que realizar. En ocasiones, deberá ser el que recuerde, por ejemplo, que hace más de un año que no le han explorado el fondo de ojo, no lo dude dígaselo a su médico. De esta forma facilita una tarea, que en ocasiones, por la presión asistencial no se realiza de forma óptima.

Fuente: www.webconsultas.com

Posted in Noticia by cmwebmaster